PROPUESTA DE RESOLUCIÓN PARA EL CONSEJO POLÍTICO FEDERAL DE IU
POR LA UNIVERSIDAD PÚBLICA
EN EL MARCO DEL ESPACIO EUROPEO DE EDUCACIÓN SUPERIOR:
NINGUNA CONVERGENCIA SIN FINANCIACIÓN


El proyecto capitalista neoliberal en Europa únicamente contempla su convergencia formal y nominal en términos de mercado, marginando la perspectiva de una convergencia real en términos de cohesión social. Esto ha potenciado graves desequilibrios sociales y territoriales en el marco de una Unión Europea con una moneda única pero con una profunda heterogeneidad social y económica . En este marco, y desde IU, nuestro proyecto de construcción propugna una convergencia real, con exigencias como una fiscalidad europea, un salario mínimo europeo y una carta social europea que garantice de forma efectiva los derechos sociales. Y requiere también una convergencia europea real en la educación superior. Pero esta convergencia no se puede limitar a una unificación formal de los niveles de titulación superior y de una unidad de medida de los estudios superiores, sino que requiere una efectiva dotación de medios que la haga posible:
  • Hace falta un incremento de la plantilla de profesorado y su formación para hacer posible una pedagogía activa basada en el protagonismo y la participación estudiantil, única forma de conseguir un aprendizaje "centrado en el estudiantado".
  • Hace falta un sistema generalizado de becas-salario y en su caso complementariamente préstamos-renta que permitan hacer efectiva la figura de estudiante a tiempo completo cumpliendo el principio de la "dimensión social" de la convergencia de forma que puedan completar sus estudios de Grado y Postgrado "sin obstáculos relacionados con su origen social y económico" y evitando así que se reproduzcan y amplíen las diferencias sociales: la crisis no puede ser excusa para no garantizar el acceso generalizado a una educación superior de calidad.
Y todo esto en la perspectiva de unas universidades públicas europeas que no busquen la "competitividad", sino la calidad y la cooperación con todo el mundo. Y que no estén supeditadas a las estrechas y miopes demandas del mercado, sino que busquen la formación de personas creativas y críticas con una elevada formación cultural y profesional, única forma además de impulsar un desarrollo sostenible que posibilite una salida real de la crisis.

Esto requiere un fuerte incremento de la financiación pública de las universidades, teniendo claro que sin una convergencia en la financiación no es posible ninguna convergencia real de la educación superior: nuestra apuesta y nuestra exigencia es por un sistema de financiación pública y estable que permita avanzar de forma efectiva hacia una Universidad Pública, Crítica y de Calidad en el marco de un verdadero espacio europeo de educación superior.

Por el contrario,
el proceso de implantación de las nuevas titulaciones adaptadas al Espacio Europeo de Educación Superior se está realizando en el Estado Español en unes condicions de recortes presupuestarios que amenazan la calidad de la docencia universitaria y de las titulaciones proyectades e incluso su subsistencia, insuficiencia de becas y empeoramiento de las condiciones de los préstamos para los Masters, cuya devolución pasa a vincularse a la renta únicamente durante un período de carencia, amenazando así con hipotecar a los estudiantes, lo que es responsabilidad, respectivamente, de los Gobiernos Autonómicos y del Gobierno Zapatero-Garmendía. Todo ello justifica la inquietud y protestas del movimiento estudiantil, sin olvidar que los responsables de la situación están dentro del Estado Español.

En este contexto, es urgente la adopción de las medidas que apuntábamos en nuestro programa para las Elecciones Generales y que formulamos en la Proposición No de Ley presentada en el Congreso de los Diputados:

  1. Implementar, en colaboración con las Comunidades Autónomas, un plan de financiación para la adaptación de las Universidades al Espacio Europeo de Educación Superior impulsando la innovación educativa y la calidad de los estudios universitarios.
  2. Especificar las medidas adoptadas y a adoptar para hacer realidad que los estudiantes puedan completar sus estudios sin obstáculos relacionados con su origen social y económico, detallando las medidas inquiridas en la encuesta europea al respecto.
  3. Desarrollar un plan para la gratuidad de los estudios universitarios, comenzando por los de Grado.
  4. Establecer un sistema generalizado de becas y becas salario equiparando el gasto correspondiente con el de los países europeos más desarrollados.
  5. Modificar el sistema de préstamos-renta para que su devolución sea un porcentaje fuertemente progresivo del exceso sobre la renta media existente.
diciembre de 2008