LA EVALUACIÓN DEL SISTEMA UNIVERSITARIO.

Está previsto que para el 2010 todas las titulaciones hayan pasado por un proceso auditor de cara a obtener la acreditación. A continuación se hace un resumen de los parámetros utilizados en la evaluación de las titulaciones y de alguno de sus contenidos. Se incorporan algunos comentarios, necesariamente incompletos, sobre el mismo y por último, a modo de resumen, se introducen algunos comentarios finales.

Relación de items tenidos en cuenta para la evaluación de las titulaciones:

Tras estos primeras cuatro entradas se entra a analizar el Proceso Formativo y los Resultados del mismo.

El Comité de evaluación externa está formado por un profesor universitario, un técnico de calidad y un profesional. Se trabaja por consenso.

Los responsables de la titulación emiten un informe de autoevaluación (según los criterios anteriores y que se expondrán a continuación) y los miembros del comité externo, en base a ese autoinforme y a las evidencias encontradas durante una visita de dos días (tarde + día + mañana), con diversas entrevistas emiten un informe señalando puntos fuertes y débiles y recomendaciones de mejora.

Aspectos tratados en cada criterio:

1.- Programa formativo:

1.1 Objetivos: Si están definidos y son públicos: si se define el perfil de ingresos del alumno y su publicidad y coherencia con los objetivos y si se han establecido los conocimientos y competencias de los alumnos y si son conocidos y públicos.

1.2 Plan de estudios y su estructura: Contenido curricular, estructura del PE y coherencia; flexibilidad curricular; actualización sistémica de contenidos y factibilidad del PE. + Publicidad del PE.

Notas:

Se hace hincapié en la publicidad del PE y todo lo relacionado con esta publicidad. Interesan los procedimientos para su análisis y actualización, así como su adecuación a los objetivos. Se incide en la flexibilidad, aunque no se señala ningún nivel de significación.

Se olvidan en conocer si los objetivos son los adecuados. Se incide en aspectos estructurales-formales sin pedir, por ejemplo, la existencia de una justificación pedagógica a la estructura del PE.. P.e. se habla de evitar duplicidades, aunque por motivos pedagógicos estas podrían se útiles y estar justificadas.

Tampoco se contempla la necesidad de fijar una oferta estratégica según finalidades (que yo creo que sería importante) y que supondría el apoyo a determinas asignaturas de LE o optativas, con el compromiso de mantener su existencia (con pocos alumnos) o potenciar la matrícula o la duplicación de grupos.

Sobre la actualización de contenidos se incide en la existencia de protocolos de actuación antes que sobre la adecuación de los criterios de actuación.


2. Organización de la enseñanza: En este criterio se analiza la labor del equipo responsable del programa formativo, en cuanto a la dirección, planificación, comunicación y organización de la enseñanza, así como a la definición de las acciones de mejora y revisión del programa formativo.

2.1 Dirección y planificación: Existencia de políticas conocidas para la gestión del programa formativo (PF); mejora continua en la planificación y efectividad de la comunicación externa e interna.

2.2 Organización y revisión: Adecuación de la organización a objetivos del PF; Uso de los resultados de PF (en egresados y sociedad) en la revisión del PF.

Nota: Se incide en la existencia de una estructura, una policía pública y acciones de revisión. No se entra en el reparto democrático de responsabilidades, ni en instrucciones de lo que debería ser un gobierno universitario que garantice la corresponsabilidad y la participación democrática en el gobierno. Sólo parecen importar aspectos formales que, si bien pueden ser importantes para garantizar el intercambio de información, la planificación y la implantación de planes de mejora, no se entran a evaluar las garantías de participación. Queda a criterio del evaluador informar sobre la “adecuación entre la organización de la enseñanza que se lleva a cabo y la estructura y objetivos del programa formativo”.

3. Recursos humanos En este criterio, se analizan las características básicas tanto del personal académico como del personal de administración y servicios que está implicado en el programa formativo, para determinar el grado de adecuación a los objetivos y requerimientos del mismo.

3.1 Personal académico: En este subcriterio se valora la pertinencia e idoneidad del personal académico en relación a los objetivos del programa formativo, los requerimientos de las disciplinas, su formación pedagógica y su implicación en actividades de investigación, desarrollo e innovación.

3.2 Personal de administración y servicios: Del mismo modo se valora la adecuación del personal de administración y servicios directamente implicado en el proceso formativo (técnicos, maestros de taller, operadores, modelos…) con los requerimientos del programa formativo, así como su formación específica para colaborar en las tareas de soporte a la docencia.

Notas: La formación pedagógica se evalúa en función de la participación /(estadística) en cursos del ICE o similar (¿) resultados de encuestas, sin que se establezcan criterios de evaluación de ambos procedimientos. Se valora la investigación realizada y participación en programas de investigación. No se entra en políticas de promoción y de apoyo a la actividad del profesorado, tanto docente como investigadora.

Sobre el PAS se limita a la estructura del PAS, sus funciones y la formación específica recibida en función de sus tareas en el PF. Se pasa totalmente de cualquier otro aspecto, como puede ser la participación del PAS en los órganos de dirección y gestión o de las políticas de promoción.


4. Recursos materiales: Se valora la adecuación de las aulas; espacios de trabajo; laboratorios, talleres y espacios experimentales; y, el servicio de biblioteca y fondos documentales.

Se pretende abarcar todas las infraestructuras relacionadas con el proceso formativo, incluyendo los centros colaboradores y asistenciales que, aunque externos al programa formativo, tienen un papel fundamental en la adquisición de conocimientos y competencias de carácter práctico. Asimismo, se incluyen espacios para el trabajo del alumno y del personal académico y de administración y servicios implicado en el programa formativo.

Las variables que se tienen en cuenta para valorar su adecuación son diversas: la superficie, el acondicionamiento, las características arquitectónicas; la cantidad y calidad de su equipamiento, etcétera.

NOTA: Se habla de medios disponibles y de su calidad. Los datos pueden ajustarse o no a la realidad. P.e., la politécnica ha incorporado a la red todos los ordenadores, aunque sean de acceso limitado (como son los del lab. de Fis) porqué de este modo incrementa el número de ordenadores por alumno. Son parámetros de difícil valoración y no se fijan criterios mínimos. Queda a criterio del evaluador saber si los medios disponibles son los adecuados. El tema de bibliotecas es especialmente crudo: se valoran los medios disponibles pero no el uso que se realiza de ellos y que sería un buen parámetro para conocer la calidad del Programa Formativo.


5. Programa formativo: En este criterio se analizan los aspectos que tienen relación con el alumno y con el proceso de enseñanza aprendizaje. Está dividido en dos subcriterios:

5.1 Acceso y formación integral: Procesos de captación y selección de alumnos, programas de acogida y de apoyo al aprendizaje, mecanismos de recabar opinión, sugerencias, valoración de alumnos y oferta de orientación profesional y formación integral.

5.2. Metodología en la enseñanza (adquisición de conocimientos y competencias) y de evaluación. Adecuación de lo anterior al PF. Fomento de prácticas externas y movilidad y su relación con el PF. Existencia de tutorías (orientación académica)

Nota: Se hace hincapié en la existencia de un perfil de ingreso, y en la publicidad del PF y procesos de captación de alumnos. Programas de acogida y de apoyo al aprendizaje (hasta aquí nada anormal, creo…).

Se habla de recabar la opinión del alumnado (encuestas- objetivos periodicidad y utilización de resultados), procedimiento para evaluar su nivel de satisfacción (idem) y de recoger sugerencias (objetivos y mecanismos de respuesta). En esta segunda parte puede darse una confusión entre la idea de alumno como individuo que se forma o como cliente. Lo importante en la existencia de procedimientos, no se contempla su adecuación…

Actividades de formación integral y su promoción (sense problemas)

En la metodología de enseñanza, la innovación es buena per se. Se pregunta por el grado de cumplimiento, recursos didácticos y programas de innovación y actualización en metodología. La valoración queda en manos del evaluador, aunque se induce la idea de la bondad de las nuevas tecnologías en el aprendizaje.

En los métodos de evaluación se evalúa su adecuación a los objetivos de PF (?), a la metodología docente y la existencia de evaluación de las prácticas externas. Se considera la evaluación de competencias (además de conocimientos) y no se menciona de forma explicita la necesidad de su publicidad.

Respecto a practicas en empresa se establece la distinción entre prácticas curriculares y prácticas no curriculares (?). Se valora la existencia de mecanismos que las fomenten y procesos de evaluación y revisión. Si bien interpreto que por “curricular” se entiende que son valoradas en créditos, no existen indicaciones claras de cual es el objeto de estas prácticas. De hecho diversas universidades, p.e. la politécnica, las interpreta de facto como una bolsa de empleo. Pueden ser una forma de contratación de bajo nivel ny de hecho en ocasiones se plantea de esta forma.

1.600.000 estudiantes/5 cursos*3meses*20 días=19.200.000 div por 240 días/año= 80.000 puestos de trabajo “negro” (aparte becarios)

Se plantea de tema de la movilidad sin discutir las posibilidades económicas del alumnado para incorporase a la misma. Se valora la existencia de mecanismos, procedimientos para su evaluación y revisión, su adecuación al PF y el reconocimiento curricular.

Por último se valora la existencia de acciones tutoriales.


6. Resultados.

6.1 Resultados del programa formativo Tiempo que tarda el alumno:
Cred. Aprob/cred. Totales= tasa de eficiencia.
Nº años prev./tasa de eficiencia = duración
Parámetro propuesto por la UPVa y que no contempla alumnos que trabajan o que “no tienen prisa”
Se valora la “satisfacción con el PF” (sólo-encuesta) Nota: alumno-cliente?

6.2 Resultados en los egresados. Se valora el cumplimiento del perfil de egreso (por suerte hasta el momento pocas universidades tienen definido este perfil y de esta forma no ha habido que evaluarlo) Satisfacción del egresado con conocimientos y competencias y existencia de procesos de seguimiento de inserción laboral.

6.3 Resultados en la sociedad. Vínculos entre el PF y la sociedad: acuerdos con entidades públicas o privadas, asociaciones, colegios profesionales, etc. Resultados en términos humanísticos, científicos, culturales y artísticos.

Se vuelve, tal vez. al alumno-cliente y aparece la empresa-cliente receptora, dado que el nivel de cumplimiento del perfil de egreso sólo se puede medir a partir del nivel de satisfacción de la empresa o del propio alumno, cuya opinión está supeditada a la misma, con todas las consecuencias académicas que lo anterior presupone.

No se evalúa, necesariamente, el nivel de contratación o si el alumno puede desarrollar todas sus potencialidades en el puesto de trabajo.


NOTAS FINALES: Tal vez deberíamos fijar unos elementos mínimos que deberían cumplir todas las titulaciones:

  1. Defensa de la libertad de cátedra, de investigación y de estudio.

  2. Defensa de la universalidad e igualdad de oportunidades, lo que implica un política de becas que facilite la movilidad en el “distrito único” y a nivel europeo.

  3. Defensa de la universidad como entidad social, de carácter académico, sometida a los intereses públicos, no privados. Es decir, los objetivos cognitivos y las competencias que debe poseer el egresado son demasiado importantes como para estar sometidas a los avatares del mercado laboral o depender del mismo.

  4. Defensa de una universidad democrática basada en la formación de sus miembros en los procesos democráticos, en la información transparente y pública de todas sus actuaciones y el la participación libre e “igualitaria” (dentro de cada estamento) de todos sus miembros. Con unos órganos de gobierno que faciliten y potencien esta participación y sistema electoral que garantice el reparto proporcional de dicha representación.

  5. Defensa de la Universidad como organismo público, lo que supone un conjunto de obligaciones que afectan tanto a los trabajadores (contempladas en las condiciones del puesto de trabajo y en las bases éticas que deben regir la actividad de los trabajadores públicos) como al alumnado que, antes que un cliente del sistema formativo, debe ser contemplado como una “herramienta” que garantice el futuro económico, social y político de la sociedad en la que se encuentre. Su obligación se centra en obtener el máximo aprovechamiento de los medios puestos a su alcance, sin que esto debe suponer merma de sus derechos, tanto individuales como colectivos.

Ninguno de los puntos anteriores (y otros que pudiésemos considerar) figura entre los parámetros a ser considerados en el proceso de evaluación. Entre los considerados, algunos son positivos, como los temas relacionados con la autoevaluación, procesos de mejora, disponibilidad medios materiales, etc. Otros son dudosos, en tanto en cuanto, si no están bien dotados económicamente (movilidad, p.e.) dan lugar a discriminaciones, o si no están bien controlados (prácticas en empresas, p.e.) pueden dar lugar a abusos. La valoración acrítica de los procedimientos puede resultar muy negativa: se valora a priori positivamente la existencia de planes de mejora; o de proyecto de innovación docente; o del uso de nuevas tecnologías o de la existencia de cualquier procedimiento de trabajo sin entrar en su idoneidad o pertinencia: cualquier cambio debe ser a mejor (a fin de cuentas este ha sido el mensaje del PP en los últimos 5 años: LOU, LOCE, Ley de Inmigración, etc… )